En el año 1974, el Profesor Mercantil y Auditor Censor Jurado de Cuentas, Carlos López d’Hers crea Seficosa con la clara intención de ofrecer a sus clientes un servicio de asesoramiento personalizado, estableciendo su primera sede en el nº27 de la calle General Mola, en Santander (Cantabria).

Diez años después, la expansión de la cartera de clientes aconseja el establecimiento en un espacio mayor, trasladándose a Peña Herbosa, 22-1º, habiendo experimentado a lo largo del tiempo diversas modificaciones y ampliaciones del espacio disponible, siempre en aras de ofrecer el mejor servicio a su clientela.

El 12 de Diciembre de 1989 Seficosa se convierte en Sociedad Limitada figurando al frente de ella los socios Carlos López d’Hers y Esteban Bezanilla Galván.

El progresivo aumento del negocio ha ido aconsejando la incorporación a Seficosa de nuevos elementos humanos y materiales, siendo en los momentos actuales veintiocho las personas que integran la plantilla de la empresa, distribuidas en cuatro sedes ( Santander, Castro Urdiales, Laredo y Puente San Miguel), contando siempre con los medios electrónicos más modernos disponibles en el mercado.

Celebrados en 1999 sus veinticinco años de servicio a la empresa de Cantabria, el reto del nuevo siglo y milenio lo afronta Seficosa trasladando en Junio de 2001 sus instalaciones al centro empresarial “Zoco Gran Santander”, donde cuenta con locales propios, amplios y luminosos, que suman 500m² de oficinas, y distribuídos en despachos de atención personalizada al cliente, sede de reuniones con posibilidad de celebración de multiconferencias y traducción simultánea, sala de proyecciones y conferencias, etc… con el fin de brindar en todo momento y circunstancia ese asesoramiento personalizado que es el timbre de orgullo de Seficosa. Sus nuevas instalaciones en “Zoco Gran Santander”, las más modernas de Cantabria en su género, se abren a un infinito esquema de posibilidades.

Reforzando el servicio de asesoramiento que tuvo la empresa en su origen, ésta estima que ha llegado el momento de involucrarse en las empresas a las que asesora hasta el punto de darles la más amplia gama de servicios, desde el asesoramiento fiscal, mercantil y de negocios hasta la opción de sistemas más ágiles de contabilidad y auditoría, orientándose ahora al ofrecimiento de una gama de servicios nuevos, tales como la auditoría de recursos humanos con miras a establecer planes de racionalización de plantillas, formación profesional y charlas, cursos y seminarios de motivación, reciclaje y productividad y la adopción de los sistemas de comunicación interna y externa que faciliten la creación de valor para la empresa.